Bienvenido a Psi-Foros

:awe: Cruzada solidaria: postea tu recomendacion de profesor / catedra / practica, y te regalamos un abrazo psicoanalitico :awe:

Encuesta: ¿Por que no posteas en el foro?

Encontranos tambien en
ImagenImagen
Imagen

Recorda que para habilitar el buscador del foro debes ingresar con tu usuario.

Fecha actual Mar Sep 25, 2018 7:50 am

Todos los horarios son UTC - 3 horas








Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Vie Oct 19, 2012 9:11 pm 
Desconectado
Manipulador de las mentes
Avatar de Usuario

Mensajes: 518
Universidad: Uai
En mi humilde opinión, uno de los mayores problemas metodológicos que desde sus inicios ha afectado y dividido a la psicología científica es la "subdeterminación" de las hipótesis con respecto a los datos empíricos. Es decir, las mediciones no alcanzan para representar (y por ende para contrastar) completamente a las hipótesis. Por ej. ninguna masa específica de comportamiento públicamente mensurable necesariamente tiene una correlación perfecta con algún constructo como una imagen mental o la personalidad (más sobre esto se puede leer en http://psychclassics.yorku.ca/MacMeehl/ ... intvar.htm o http://dialnet.unirioja.es/servlet/arti ... igo=206028).
Para abordar este problema históricamente se han seguido distintas alternativas:
a) El operacionalismo. El constructo teórico implica solamente lo que los instrumentos pueden medir (por ej. un test de personalidad o de inteligencia).
b) El abandono de los constructos y la limitación teórica a la descripción matemática de la distribución probabilística de la conducta en relación al ambiente, sin intentar explicaciones reduccionistas-mecanicistas. Diversas teorías conductistas.
c) El uso de criterios "estéticos". Parsimonia, simplicidad, etc. de los constructos o modelos teóricos.
d) Con un boom de investigaciones en las últimas dos décadas, los estudios de activación cerebral, y, desde antes, los de lesiones/cirugías.

Excepto por la opción b) no creo que las demás hayan alcanzado demasiado éxito, y ésta parece reducir de modo inaceptable el alcance explicativo de la psicología para muchos investigadores y teóricos. Actualmente parece que mucha esperanza se deposita en la d), y sobre la misma me gustaría leer opiniones. Lo cierto es que lejos estamos de saber cómo la actividad cerebral produce los procesos mentales, y hay mucha controversia respecto de si realmente quedan reflejados por las mediciones con los instrumentos de neuroimagen como la fMRI (en parte también porque difícilmente encontremos definiciones unívocas de un constructo en las teorías psicológicas). Todo esto, en mi opinión, relativiza el peso de la evidencia neurocientífica actual en relación a la contrastación de los constructos teóricos de la psicología. Uttal en su libro 'Mind and Brain' (2011) lo expresa de la siguiente manera:
Spoiler
The main difficulty that makes the neuronal network hypothesis into a postulate
(as opposed to a robust empirically observed fact) is that the combinatorial complexity of
the brain ’ s neuronal network is so extreme that it cannot be studied directly. The true
psychoneural identity level of activity — the idiosyncratic and exceedingly complex interaction of so many neurons — at which brain becomes mind is computationally intractable. As
a result, alternative theoretical approaches such as single-cell or field measurements are
called into play simply because they are measurable with available measuring instruments.
Ethologists refer to this kind of behavior as displacement activity — one does what one can
when one cannot do what one should do!
Complexity being what it is, this is not necessarily a criticism of the state of our science.
It is no more a problem than the relativistic limit on the speed of light or the second law
of thermodynamics ’ prohibition of perpetual motion machines. Complexity is becoming
better understood and increasingly appreciated as being supremely frustrating to the kind
of scientific analysis to which cognitive neuroscientists aspire. However, it is important that
we realize the implications of the inaccessibility and noncomputability of the neuronal
network. These constraints have profound implications for theory and practice in cognitive
neuroscience, the way it has developed, and how it will continue to do so in the future.
However widespread is the acceptance among cognitive neuroscientists of this second
part of the ontological postulate — the mind is an emergent factor from the interactions
among the vast number of neurons that make up the brain — it must also be reiterated that
there is no proof of it, and it has to be considered as an unprovable assumption rather than
a provable fact. There is no empirical proof in which necessity and sufficiency of the network
have been proven; nor is there any computer simulation that exhibits any of the properties
of consciousness.
Although we cannot prove the second part of the ontological postulate,
there is no plausible alternative explanation available at the present time, only details of
how neurons might interact at local levels or speculations about the overall nature of the
network in the style proposed by Koch and Greenfield (2007). This is why it is presented
here as an ontological postulate or presumption, plausible and reasonable, but not proven
and probably not provable.
This second part of the basic ontological postulate is critical (along with the practical
limits of what we can do) in determining not only the nature of our theories but our day-to-day activities in the laboratory. The elusiveness of empirical answers to the question of
the essential level of analysis is the basic reason that the mind-brain problem (how does
the brain make the mind?) remains unanswered and why there is such an abundance of
questionable theoretical speculation and flawed empirical research in this field.
Unfortunately, the presumed level of brain activity (the interactions among a vast number
of neurons) at which we believe the salient information processes are carried out that
become sentience, consciousness, and mental activities of all kinds is exactly the level at
which our research techniques are least adequate; the most fundamental reason, as noted,
being the extraordinary complexity and numerousness of the involved neurons and the
idiosyncratic nature of every neuron-to-neuron interaction.
As a result, neuroscientists have turned to other techniques to provide grist for their
theoretical mill. All of the most frequently used methods epitomized by the fMRI or the
EEG, however, share a common difficulty — they pool the responses from the many neurons
that make up the brain into cumulative, global measures. In doing so, they lose all of the
critical information about the neuron-to-neuron interactions that make up the crucial activities of the brain. All, therefore, are not operating at the level of analysis at which the predominant current opinion suggests is the one at which mind and brain activity are most
closely associated — the details of the interactions between myriad individual neurons of the
brain. It is a practical problem — there are just too many of them — that restricts this approach.
Another main technological alternative is the use of microelectrodes to study the action
of individual neurons. This method has been a powerful tool in helping us understand the
nature of the components of the neural networks of the brain (the individual neurons) but
from the very narrow perspective of the one-micron-wide point of a microelectrode. However
microelectrodes offer little information about the interactive organization of the great
numbers of neurons that are involved in even the simplest thought. Indeed, the ability to
record from a single electrode has driven a major theoretical tradition based on the idea
that single neurons can encode complex cognitive processes. This theoretical hypothesis
seems also to be based on a flimsy empirical foundation.
In summary, these two ideas — the general first part of the ontological postulate stating
that the mind is a function of the brain and the second more specific part that it is the
detailed pattern of neuronal interactions that represents or encodes mental activities and
processes — with all of their uncertainties seem to be our best current answers to the mind-brain problem.
It should not be inferred that these two postulates are merely topics for philosophers to
mull: they exert an enormous influence on the development of theory and the choice of
experimental protocols. By so specifying the relevant level of analysis, we can see that two
corollaries immediately emerge. First, assigning mind to very complex neural interactions
suggests that almost all of the work that has been done and can be done in the future using
brain images is aimed at the wrong level of analysis. Because the old phrenological idea of
localized cognitive process encoding modular cognitive processes also seems to be on its
last legs, it can be expected that attempts to correlate cognition with brain images will also
diminish just as the enthusiasm for the EEG as an entrée into the mind has moderated over
the years. Rather than these cumulative, pooled, and integrated signals, we should be attending, if we could, to the detailed patterns of activity of a myriad of neuronal interactions.
Second, the computational and combinatorial aspects of the neuronal net hypothesis
suggest that the problem as posed by the ontological postulates is intractable. The best that
can be hoped for is that there will be some neural correlates of cognitive processes observed
with these integrated global measures that may serve as useful biological markers in certain
restricted situations.
To summarize, the main point made here is that a priori no macroscopic brain imaging
or electrical recording activity, no matter how direct it may seem to be in recording the
activity of the brain, can in principle provide solutions to the mind-brain problem. The basic
reason for this conceptual barrier is that the current technology used by these methods is
operating at the wrong level of analysis. Whereas brain imaging produces cumulative
signals, the essence of the mind is more likely to be found in the microdetails of idiosyncratic neuronal interactions. This clash is between the innumerable states of a discrete
network and a single cumulative state in which all of these microscopic activities have been
pooled at the cost of great information loss."
"It may not be too severe a criticism to point out that whatever signs or biomarkers of cognitive activity may ultimately emerge from brain imaging studies, the whole
enterprise is theoretically sterile because of this disconnect between the level at which we
observe (molar chunks of the brain) and the level at which mind is actually instantiated
(the details of the neuronal network). A logical conclusion of this argument is that any hope
for practical applications that assume that we will be able to “ read the mind ” or use these
tools as “ biomarkers ” for either normal or dysfunctional mental processes is unlikely to be
realized."


En síntesis, lo que me gustaría saber, es cuánto creen que puede ayudar la evidencia neurocientífica actual para contrastar empíricamente teorías psicológicas, y en qué lugar les parece que se encuentra respecto de otras formas de contrastación "clásicas" de la psicología, como la experimentación y la estadística, es decir, ¿es mejor? ¿aporta información complementaria útil (a este fin)? etc.

_________________
"Perhaps he is genuine when he speaks of non-scientific subjects? But a philosopher who is caught equating the erectile organ to the square root of minus one has, for my money, blown his credentials..." Dawkins sobre Lacan.


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Dom Oct 21, 2012 6:12 pm 
Desconectado
Soy uno con el Universo
Avatar de Usuario

Mensajes: 6262
Cursando: Licenciado!!!
Universidad: bUBAloo
Imagen

_________________
"Si la gente apostara a la razón, los filósofos seríamos millonarios"(Antonin!!)
"Ningun usuario preso por postear!!"


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Dom Oct 21, 2012 10:36 pm 
Desconectado
Reencarnación de Freud y Lacan
Avatar de Usuario

Mensajes: 1832
Cursando: Metodología del vago
Universidad: UBA
Desde mi escasa información creo que algunas teorías psicológicas, toman aportes o conceptos de las neurociencias para tratar de darle "un cierre" o sustento empírico a su propio marco teórico, pero a veces dicha utilización se convierte en una paradoja porque el mismo sustento empírico que le da la nuerociencia le presenta flancos vulnerables por otras partes a su propio marco teórico.

_________________
"Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio. Que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista; tienes que leer." - José Saramago.
Ex nick: Juane


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Lun Oct 22, 2012 12:36 pm 
Desconectado
Manipulador de las mentes
Avatar de Usuario

Mensajes: 518
Universidad: Uai
Deyvid escribió:
Imagen

Una opinión cautivadora. Crédito parcial.

Tony Montana escribió:
el mismo sustento empírico que le da la nuerociencia le presenta flancos vulnerables por otras partes a su propio marco teórico.

¿A qué te referís con flancos vulnerables? Desde mi punto de vista creo que la mayoría de la comunidad científica sostiene un monismo materialista en cuanto al problema filosófico mente-cerebro, y por ende es lógico buscar las conexiones entre los constructos mentales como los de la psicología cognitiva y el funcionamiento cerebral, para avanzar en la comprensión de los eslabones de la cadena E(stímulo)-O(rganismo)-R(espuesta).
El problema que yo veo es que aún desconocemos mucho del funcionamiento del cerebro y entonces a veces se presentan estudios que me parece que realmente no cumplen la función de contrastar empíricamente alguna hipótesis psicológica, porque aún no pueden, pero algunos los toman como si realmente lo hicieran. No todo lo que es "neuro" brilla, digamos, al menos para la psicología. Me parece que hay como una tendencia fuerte ahora a privilegiar la investigación con neuroimágenes por sobre las formas de contrastación clásicas de la psicología como los experimentos comportamentales y los tests. Lo que me pregunto es hasta qué punto es mejor esta nueva tendencia y hasta dónde resuelve mejor los clásicos problemas metodológicos de los constructos mentales como los que mencioné en el primer mensaje.

_________________
"Perhaps he is genuine when he speaks of non-scientific subjects? But a philosopher who is caught equating the erectile organ to the square root of minus one has, for my money, blown his credentials..." Dawkins sobre Lacan.


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Jue Oct 25, 2012 7:17 pm 
Desconectado
Manipulador de las mentes
Avatar de Usuario

Mensajes: 678
Universidad: UBA
No sé hasta qué punto es útil el aporte neurocientífico. Es claro que para ciertos casos (traumatismos de cráneo, afasias, etc.) tiene su utilidad, pero para otros (peleas de pareja, malestar por perder el trabajo, etc.) no sé hasta qué punto puede brindar información que luego sirva para tratar al paciente.

Lo del monismo materialista es una postura filosófica y, como tal, se sostiene por argumentos, no por empiria; no es obligatorio por lo tanto que toda psicología suscriba a ella.

Me parece que con la analogía del ordenador se aclara un poco el punto. Se puede defender que, en el fondo, el software (mente) no existe y que lo que hay es hardware (cerebro). Ahora bien, la lógica subyacente al software conviene que la sigan estudiando los especialistas en dicha área. No le veo mucho sentido a que, si un windows tiene virus, se intente rastrear con alguna herramienta a nivel hardware, intentando correlacionar los bits del virus con algún sector del disco rígido o de la RAM, por decir algo.

Si bien se puede defender que el virus tiene el "soporte material", parece muy complicado analizarlo a nivel hardware. Luego sí, puede especularse que con el avance del conocimiento científico se logren rastrear los correlatos materiales de todo software, habrá que ver. Mientras tanto me parece que los constructos psicológicos van a seguir utilizándose.


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Jue Oct 25, 2012 8:40 pm 
Desconectado
Manipulador de las mentes
Avatar de Usuario

Mensajes: 518
Universidad: Uai
Antonin escribió:
No sé hasta qué punto es útil el aporte neurocientífico. Es claro que para ciertos casos (traumatismos de cráneo, afasias, etc.) tiene su utilidad, pero para otros (peleas de pareja, malestar por perder el trabajo, etc.) no sé hasta qué punto puede brindar información que luego sirva para tratar al paciente.

Claro!! Para la neurología ciertamente todo este tipo de estudios aportan cosas útiles. Pero mi idea para este tema era centrarnos en su aporte a nivel teórico, específicamente para la contrastación de teorías psicológicas (que también se usan en ese sentido los estudios).

Antonin escribió:
Lo del monismo materialista es una postura filosófica y, como tal, se sostiene por argumentos, no por empiria; no es obligatorio por lo tanto que toda psicología suscriba a ella.

Es verdaT (voy a comenzar a usar el neologismo verdaT porque verdad suena muy ostentoso en estos tiempos de criticismo y hombres de poca fe). Yo sólo decía que me parece que la comunidad científica en general asume esa postura, no que sea algo empírico o necesariamente acertado.

Antonin escribió:
Me parece que con la analogía del ordenador se aclara un poco el punto. Se puede defender que, en el fondo, el software (mente) no existe y que lo que hay es hardware (cerebro). Ahora bien, la lógica subyacente al software conviene que la sigan estudiando los especialistas en dicha área. No le veo mucho sentido a que, si un windows tiene virus, se intente rastrear con alguna herramienta a nivel hardware, intentando correlacionar los bits del virus con algún sector del disco rígido o de la RAM, por decir algo.

Si bien se puede defender que el virus tiene el "soporte material", parece muy complicado analizarlo a nivel hardware. Luego sí, puede especularse que con el avance del conocimiento científico se logren rastrear los correlatos materiales de todo software, habrá que ver. Mientras tanto me parece que los constructos psicológicos van a seguir utilizándose.

Estoy de acuerdo. El problema es que es distinto el grado de control que tiene un programador con un software y una computadora del que tiene un psicólogo con una mente y un cerebro(+ otras partes del cuerpo potencialmente importantes, como las involucradas en el sistema endocrino). Este problema creo que lleva a lo que mencionaba en el primer mensaje, la subdeterminación de las hipótesis en relación a los datos empíricos que se pueden usar para contrastarlas y, por ende, la proliferación de muchos constructos que coexisten o cambian de status por otros motivos pero nunca quedan realmente contrastados.
Justamente creo que el reciente auge de las neurociencias relacionado a disciplinas como la psicología viene de la mano de creer que las nuevas técnicas de exploración cerebral permiten una nueva forma de contrastación de los contructos que es igual o superior que las "clásicas" como los experimentos y los estudios estadísticos con cuestionarios.
La cuestión está en que al no saber exactamente cómo el funcionamiento cerebral permitiría los procesos mentales o constructos (o al no poder observar el cerebro en el nivel adecuado, como opina el Sr. Uttal que cité más arriba), la evidencia (neuro)científica en mi opinión pierde peso en su capacidad de contrastar hipótesis psicológicas, aunque sea de mucha utilidad para la neurología o la neuropsicología (disciplinas clínicas).
¿De cuánto sirve que la activación cierta área cerebral correlacione con alguna hipótesis operacional de un constructo (como una tarea de lectura, dejando de lado que la validez de dicha tarea como hipótesis operacional también es un aspecto complejo) para contrastarlo si no sabemos exactamente qué hace dicha área, exactamente cómo lo hace ni exactamente dónde empieza y termina? O sea, sabemos que ambas cosas se relacionan, pero no sabemos cómo.
Si supiéramos exactamente cómo se relacionan sí podríamos deducir lógicamente una consecuencia empírica o hipótesis observacional que realmente sirviera para contrastar el constructo.
Sobre todo lo que me parece es que hay un exceso increíble en el valor que se le asigna a ciertos datos... habría que ser mucho más cautos teniendo en cuenta el estado del conocimiento actual. Habrá que ver, pero mientras tanto no hablemos como si ya hubiéramos visto!

_________________
"Perhaps he is genuine when he speaks of non-scientific subjects? But a philosopher who is caught equating the erectile organ to the square root of minus one has, for my money, blown his credentials..." Dawkins sobre Lacan.


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Jue Oct 25, 2012 9:49 pm 
Desconectado
Manipulador de las mentes
Avatar de Usuario

Mensajes: 678
Universidad: UBA
Me parece interesante el avance de las neurociencias, concuerdo también con lo que comentás del sistema endócrino (para el caso podemos considerar al cuerpo en su totalidad, aunque no es lo mismo cortarse una uña que el lóbulo frontal). A mí me parece criticable querer explicarlo todo desde lo fisiológico, para mí es una línea de investigación importante pero no la única.

Ya diste varios ejemplos de constructos psicológicos que bien pueden explicarse desde escuelas psicológicas, pero podemos pensar en otras fuente por fuera de la psicología y que también generan efectos psicológicos. Por ejemplo la política o la economía. Un laburante de oficina puede tener ciertos malestares que un empresario puede no tener. No me parece que una investigación neurológica arroje muchas luces a estos casos que responden más bien a cuestiones sociales de fondo. No quita que quizás se descubra que el malestar de un empleado se registre en X área, y que el de un empresario en un área Y, pero ¿qué hacemos con esa info? ¿retocamos a nivel molecular de modo que no se sufra o buscamos una solución social al tema?

Esto por decir algo. Igualmente están tan zarpados con nuevos descubrimientos que quién sabe si no se llegue a algo así de preciso algún día. La otra vuelta leí un artículo que indicaba que el efecto placebo funcionaba en personas con un gen determinado (no en todos los casos, pero sí con alta correlación).


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Vie Oct 26, 2012 12:34 am 
Desconectado
Manipulador de las mentes

Mensajes: 623
Universidad: UTN
En una entrevista un neurocientífico comentaba que durante un encuentro internacional de neurociencias, entre los colegas se pusieron a discutir hasta que grado podían afirmar que conocían con suficiente certeza las funciones del cerebros. Llegaron a la conclusión de que el nro no era superior a un solo dígito, a pesar de ser un campo muy prometedor tienen un largo trecho por delante


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
NotaPublicado: Mar Oct 30, 2012 5:50 pm 
Desconectado
Manipulador de las mentes
Avatar de Usuario

Mensajes: 518
Universidad: Uai
Antonin escribió:
Igualmente están tan zarpados con nuevos descubrimientos que quién sabe si no se llegue a algo así de preciso algún día. La otra vuelta leí un artículo que indicaba que el efecto placebo funcionaba en personas con un gen determinado (no en todos los casos, pero sí con alta correlación).

Es posible, pero me parece por lo menos improbable. Sería como alcanzar una reducción completa de la biología a la química. Y aún luego de eso habría que explicar las relaciones entre el organismo -ya en este punto descrito en términos de variables fisiológicas- y el ambiente, ya que si bien podríamos precisar, sin tantas controversias como ahora (por ej. si las asociaciones se dan en el sistema nervioso o en el ambiente, o por qué estados pasa la memoria; por lo que puede ser una complementación muy esclarecedora), qué repertorios conductuales puede tener el organismo y qué procesos involucran, sus sistemas fisiológicos (nervioso, endocrino, etc.) seguirían sin ser la causa de la conducta, sino una variable interviniente, a menos que para ese entonces esté además refutada la teoría de la evolución.
Como dicen MacCorquodale y Meehl: "For Skinner, this is of no consequence, since his consistent use of intervening variables in the strict sense genuinely frees him from neurophysiology and in fact makes it possible for him to impose certain conditions upon neurophysiological explanations (10, pp. 429-431). Since he hypothesizes nothing about the character of the inner events, no finding about the inner events could prove disturbing to him. At most, he would be able to say that a given discovery of internal processes must not be complete because it cannot come to terms with his (empirical) laws. "

Milagrosamente, acá encontré algo de bibliografía en español sobre eso que mencionaba en el primer mensaje de las diferentes posturas que se han tomado históricamente en relación al problema de la subdeterminación de los constructos psicológicos en relación a la evidencia empírica (http://www.apuntesdepsicologia.es/index ... nload/8/11):
Spoiler
Considerar los hechos internos del mismo modo que el resto de las conductas, tanto a efectos
biológicos como psicológicos es el paso necesario para llevar hasta sus últimas consecuencias los
presupuestos filosóficos defendidos no ya por el conductismo, sino por la ciencia en general, esto es,
el monismo y el materialismo. Tratándolos de esta manera, eliminamos de raíz más de dos milenios
de dualismo en el campo de la ciencia, que tenía en la psicología su último bastión. El resto de las
ciencias que también se encargan del estudio de estos fenómenos (fundamentalmente la fisiología) no
ha necesitado postular principios explicativos o leyes diferentes cuando los eventos que estudia
coinciden con lo que nosotros llamamos eventos privados. Esto no quiere decir que no se pudieran
plantear, aunque desde luego nos muestra que no son imprescindibles.

Además de la propuesta del conductismo radical, cuatro son las actitudes predominantes
(explícitas o implícitas) hacia este tipo de eventos:

a) Excluir estos fenómenos del terreno de la ciencia psicológica. Es una postura presente en
el conductismo watsoniano, que afirma que lo único que puede ser objeto de estudio
científico es la conducta manifiesta, aunque cuenta con pocos defensores en la actualidad.
b) Reducir estos fenómenos a lo biológico, a la manera de los constructos hipotéticos de
Hull. Esta postura tiene sus máximos representantes en las ciencias cognitivas actuales. Al
estudiar la base material de los hechos internos es cuando ganan el estatus de ciencia.
Finalmente no se obtiene ninguna explicación propiamente psicológica.
c) Tratarlos de manera puramente hipotética o conceptual a la manera de las variables
intervinientes de Tolman. Postura mantenida por múltiples enfoques en psicología,
especialmente por algunas ramas de la psicología cognitiva.
d) Considerarlos, pero no de forma científica. Naturalmente, esta es la opción defendida por
las corrientes psicológicas más reacias a emplear el método científico.

Evidentemente las neurociencias (cognitivas) son un esfuerzo en el sentido de B, pero hasta que no se logre la reducción no sé cuánto valor tienen esos datos empíricos para contrastar constructos psicológicos.

Antonin escribió:
A mí me parece criticable querer explicarlo todo desde lo fisiológico

Concuerdo, sobre todo cuando se ve que se proponen áreas cerebrales como causas de la conducta, cuando nuestro conocimiento es aún insuficiente para saber siquiera cómo funcionan como variables intervinientes y no se trata por ej. de un caso de lesión en neuropsicología, un tumor o algo así.

_________________
"Perhaps he is genuine when he speaks of non-scientific subjects? But a philosopher who is caught equating the erectile organ to the square root of minus one has, for my money, blown his credentials..." Dawkins sobre Lacan.


Arriba
 Perfil Enviar mensaje privado  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC - 3 horas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

cron
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë